"Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser mejores, eres un líder". John Quincy Adams

Busca en este Blog

miércoles, 8 de enero de 2014

Be happy: Si es tan sencillo por qué nos cuesta tanto





Ahora que hemos vivido días de fraternidad, de ilusión, de buenos propósitos. Ahora que al ralentizar el ritmo frenético de nuestro día a día nos hemos dado cuenta de todo lo que nos estorba  y queremos cambiar; ahora que fijamos metas para el año que comienza, ahora tal vez seamos conscientes de que ser felices nos cuesta horrores.

Ya sé que estáis hartos de post como éste, del tipo “vamos chic@ tú puedes cambiar el rumbo de tu vida” o “ser feliz no es cuestión del cuánto sino del cómo” pero no está demás repetírnoslo hasta que interioricemos que efectivamente la felicidad la podemos encontrar en pequeñas cosas y siempre que cambiemos nuestra percepción respecto a lo que nos rodea. Por eso te invito a hacerlo:

 

Evalúa tu punto de partida visualizando el vídeo

 

En el vídeo que comparto con vosotros hoy se hace un repaso de todo lo que estando a nuestro alcance puede hacernos felices; estoy segura de que las conoces de sobra pero las pasamos por alto con demasiada frecuencia. No son nuestra prioridad.

Por ejemplo: ¿Cuánto hace que no bailas o cantas a voz en grito liberando estrés? ¿Cuándo fue la última vez que te regalaste algo a ti mism@ así porque sí, porque tú lo vales? ¿Cuándo perdiste la curiosidad por aprender cosas  nuevas o dejaste de ver la realidad desde diferentes puntos de vista para percibirlo sólo desde tu posición, muchas veces defensiva? ¿Cuándo dejaste de ser proactiv@ para cruzarte de brazos?

Bien, al visualizar el vídeo anota lo que olvidas con más frecuencia, lo que más ausencias tiene en tu vida.
 
Elige acciones de mejora.

Una vez que tengas tu lista completita, plantéate por cual vas a comenzar a trabajar durante el 2014 para hacer que se convierta en un gran SI al final del año.

Mejor comenzar con las más sencillas y realistas… tienes tiempo de trabajar el resto.

Para que funcione se constante; no vale de nada cogerlo con ganas y a los pocos días dejarlo olvidado en la caja de los propósitos de enmienda, esa que todos tenemos repletita de polvo y telarañas.

 De vez en cuando haz balance.

Nada mejor para ello que regalarse un momento largo para hacer nada y para dejarse llevar mientras miras las musarañas.

Utilízalo para revisar tu plan. Si algo no va bien no te desanimes. Es mejor intentarlo que quejarse amargamente sin poner remedio.

Ya sabes: 
 
“Siempre parece imposible hasta que se hace” (Nelson Mandela).

 


 

 

2 comentarios:

  1. Jose Luis Gonzalez3 de febrero de 2014, 11:38

    Gracias Isabel, creo que tienes toda la razón, que dificil es ser feliz y lo sencillo que puede ser, tal como lo expresas se ve simple, claro y conciso, todos tenemos algo que nos hace sentir bien, pero o tenemos el habito de pensar en esta dirección, tal vez tambien influey el entorno que nos rodea que tiene intereses contrapuestos, gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Jose Luis, por compartir tu opinión en el blog. Algo que siempre enriquece.

    Como dices, estamos "programados" para llegar a una meta y nos olvidamos de disfrutar del durante. Por eso nos viene bien recordar de vez en cuando estas pequeñas cosas, para darles el protagonismo que necesitan y merecen en nuestro día a día.

    Saludos,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...